Make your own free website on Tripod.com

COPLAS   DE   LA   ABUELA  MICAELA  (Rechela)

RECITADAS  EN 1990;   A   SUS    90    AÑOS 

                   1

Cuando  me parió  mi  madre.

me parió en  un centenal;

cuando vino  la  comadre

yo  ya  sabía  segar.

                 

                  2

Hermosas las  puede  haber,

pero  como tú  ninguna;

de  tu  cara  sale  el  sol, 

de tu  garganta  la  luna.

                  3

No  te  cases  con  herrero

ni  con  labrador  mediano;

cásate  con  molinero

que  se  cobra  por  la  mano.

                  4

Es  mi  amante  tan  moreno

que  me  parece  un  gitano,

porque  lleva  más  sandunga

que  todo  el  género  humano.

                  5

Si  vas  misa  por  verme 

no  vayas  a la  mayor

ni  tampoco  a  la  rezada

porque  a  ninguna  voy  yo.

                 6

Tu  padre  dice  que  entre

y  tu  madre  que  me  vaya

tú que me quede  en  la  puerta

¿ a quién  entendemos  maña?

                 7

Cuántos  hay  que  te  dirán

“salada  por ti  me  muero”

mas  yo  no  te digo  nada

y  soy  el  que  más  te  quiero.

                 8

.

A  la  luna  tengo envidia

y  al  lucero  cuando  sale,

al  alba cuando  amanece

y  al  sol  que  se  pone  tarde.

               

                   9

Mi  marido  ya  va  viejo,

a  la  feria  voy  con  él;

valga  poco,  valga  mucho,

a  casa  no  ha de  volver

                 10

Subí  la  cuesta  corriendo

por bailar  y  no  bailé;

perdí  la  trenza del  pelo

mira  que  jornal  gané.

                 11

Una  rubia  vale  un  cuarto,

una  morena  dos;

yo  me  tiro  a  lo  barato 

rubia  de  mi  corazón.

                 12

Andas  haciendo  conmigo

una  buena  y  una  mala;

yo  tengo  que  hacer  contigo

una  que  sea  sonada.

                 13

Morenita  quiere  ser 

la tierra  pa’ la  cebada

y  la  mujer   para  el  hombre

blanca, rubia  y  colorada.

                 14

¿ Para  que  me  das  el  sí,

traidora,  estando  preñada?

quien  se  ha  comido  el  pegollo

que  se  coma  la  hoja  mala.

                 

                       15

Dicen  que  ha  dicho  tu  madre

que  no  me  quiere  pa’  nuera;

yo  tampoco  quiero  ser

nuera  de  tan  mala  suegra.

 

 

 

                  16

Aquel  que  me diga  a  mi 

que  te  olvide,  prenda  mía,

aquel  será  mi  contrario 

mientras  en  el  mundo  viva.

 

                17

Dicen  que  te  has  alabado,

que  tienes  muchas  pesetas;

si  las  tienes  te  las  guardas

que  el  mundo  da  muchas  vueltas.

                   18

Qué  bien  parece  un  soldado

a  la  puerta  de  un  cuartel,

con  el  cigarro en  la  boca

esperando  al coronel.

                   19

Me quisiste,  me  olvidaste,

y me  volviste  a  querer;

zapato  que  yo  deshecho

no  me  lo  vuelvo  a  poner.

                   20

Señor  cura,  yo  me  voy

a  vendimiar  a  la  Rioja;

ahí  queda  mi  mujer

si  se  ofrece  alguna  cosa.

                   21

Si  me  caso y  tengo suegra

la  tengo  que  regalar,

un  plato  de  endrinas  verdes

que  no  las  pueda  tragar.

                   22

Que  me  quieres,  que  me quieres,

que  me  quieres,  que  me  adoras,

y  en  saliendo  a  la  calle

de cualquiera  te  enamoras.

                    23

Desempedré  tu  calle

salada,  y  echele  arena

para  que  veas  mañana

los  pasos  que  doy  por  ella.

                    24

Considero  que  tú  estás 

con  los  pechitos  calientes,

y  yo estoy  en  la  ventana 

pegando  diente con  diente.

                     25

Quiéreme,  que  tuya  soy,

a  tu  vigor  me  convengo,

si  dices  ya  desde  hoy 

que  el  amor  no  tiene premio.

                     26

Cochina  más  que  cochina,

cochina  más  que  las  otras;

con  el  agua  de  fregar

haces  a  tu  madre  sopas.

                     27

Mañana  me  voy  soldado,

con  intención  de  volver;

si  te  encuentro  ya  casada

de  tu  sangre  beberé.

                     28

Mi  amante  me  quiere mucho,

¿con  que  se  lo  pagaré? 

con  quererle  yo  otro  tanto

nada  le  quedo  a  deber.

                     29

Me   han  dicho  que  eres  buen  mozo

para  ti  será  el  provecho;

pero  me  han  dicho  que  tienes                   

buena  cara  y  malos  hechos.

                      30

Cuando  paso  por  tu puerta

cojo  pan  y  voy  comiendo

pa’  que  no  digan  tus  padres

que  de  verte  me  mantengo.                

                     31

Si  te  pillara  en  mi  cuarto,

considero  que   te  haría

un  puente  para  pasar

de  tu  ventana  a  la  mía.

 

                     32

Cómo  quieres   que  me  vaya

a  la  Marina  contigo,

si  soy  casada  y  no  puedo 

olvidar  a  mi  marido.

 

                     33

Por  tu  puerta,  morenita,

se  pasea  una  culebra;

dicen  que  pica,  que  pica….

más  pican  las  malas  lenguas.

                     34

Vente  conmigo al  molino 

y  serás  mi  molinera;

y  echarás  trigo  a  la  tolva

mientras  yo  pico  la  piedra.

                      35

Todito  te  lo  consiento

menos  faltarle  a  mi  madre;

que  a  una  madre  no  se  encuentra

y  a  ti  te  encontré   en  la  calle.

                     36

La  doncella  cuando  canta 

parece  un  clarín  de  oro:

en  diciendo  que  se  casa,

pierde  gracia,  pierde  todo.

                      37

Por  una  palabra  tuya 

te  has  enojado  conmigo;

dame  la  carta  de  pago 

que  yo  te  daré  el  recibo.

                      38

¿Cómo  quieres  que  yo  llame

a  tu  madre,  “suegra  mía”,

a  tus  hermanos,  cuñados,

si  tu  no  quieres  ser  mía?

                      40

Un  cabo  me  dio  una  rosa,

un  sargento  me  miró;

mas  colorada  me  puse

que  la  rosa  que  me  dio.

                      41

Amor  mío,  ven  temprano;

no  me  vengas  a  deshoras;

que  en  el  barrio  que  yo  vivo

viven  las  murmuradoras.

                      42

Dicen  que  servir,  servir…..

servir  a  Dios  es  muy  bueno;

pero  servir  a  los  amos…

¡anda!  que  se  sirvan  ellos.

                     43

Catalina  mi vecina, 

mujer  de  mucho  aparato,

que  se  come  la  cecina

y  le  echa  la  culpa  al  gato.

                     44

Dicen  que  eres  alabada,

que  eres  moza  buena  y  alta;

para  muleta  de  coche 

las  herraduras  te  faltan.

                       45

Con  excusa  del  cigarro

entro  en la  cocina  a  verte

              ………………

               ………………

                       46

¡Cuándo,  mi  vida,  será 

aquella dulce  mañana 

que  nos  lleven  a  los  dos

el  chocolate  a  la  cama!

                       47

Que  no  tienes  quince  abriles

y  ya  te  quieres  casar.

               ………………..

               ………………..

                      48

Madre  mía,  madre  mía,

no  me  quiero  yo  casar;

la  cruz  de  los  calzoncillos

tie’ mucha  dificultad.

 

                  Fin