Make your own free website on Tripod.com

      Candy

Debiéramos escribir un cuarteto,

por cada día de tu intensa vida,

viendo a la joven maestra, atrevida,

que añoras con pasión y  gran respeto.

 

Existe admiración por lo secreto,

y un viaje  aventurero de partida,

con una hermosa estancia sin salida;

aunque tenías un pie en lo obsoleto.

 

Por tu diálogo siempre tan  fluido,

Contrastado, animado a conciencia,

y tu bagaje “bien” enriquecido.

          

          Se ve la referencia a la Gioconda,

          con quien luciste la clarividencia;

mas dejaste a  la Sierra en pena honda,

dando a París más amor y contenido.

 

“C’était  pour la liberté, je vous comprend.

Vous cherchais d’autres horizonts: ...Quartier Latin...

          Saint Michel, La Sorbonne, La Cité, Nôtre Dame,

         Saint  Germain, Rue de Buci, je me souviens,

         Boulevard Raspail, Jardin du Luxmbourg...

         Moi, je pleure, mais moins que vous.”  

                                

                       Delfín de Miguel de Pedro

 

Para Doña Cándida González de Prado, maestra de muchos serranos, en los duros años 40 y 50. Por la libertad, el conocimiento, el diálogo y la ternura que nunca has dejado de ejercer.

Cándida  González de Prado   

En el atardecer del día

hago balance de mi vida

y encuentro que viví

según mi  ética clara,

rotunda, eficaz y soñadora.

               Tuve muchos  niños en mis manos,

y aquello siendo hermoso, resultó escaso,

yendome de la Sierra y sus diez mil ojos,

pues mi bicicleta o el  “Pozo Arenillas”

no entendían de libertad, la sociedad tampoco.

Por un amor, tal vez, incomprendido,

decidí olvidar  o pasear mi pesadilla,

y me catapultó a otras perspectivas:

             Azul, menos azul, algo gris,

Verde como verde, más húmedo,

frío casi tanto, pero de lengua diferente.

Luz, tanta luz, riqueza varia, color.

Era , es y será demasiado brillante,

             con todo el mundo allí resumido.

Le Louvre: La Gioconda y su  imán,

la mirada, su sonrisa, armonía: ¡Cándida!

No quiero preguntar a Leonardo,

a quién tuvo por modelo.

                 Delfín de Miguel de Pedro

dmigue2@palmera.cnice.mecd.es e-mail de Delfín de Miguel)

Volver a aportaciones de Delfín