Make your own free website on Tripod.com

¡Que fatalidad! A los pocos días del comentario de ¡Hiroshima nunca más!

se produce la catástrofe del Prestige con fuel pesado sobre nuestras queridas costas gallegas. Aquí no ha muerto gente, (salvo Man que se dejó morir)  pero han matado el mar. O en el mejor de los casos, lo han dejado inutilizado por mucho tiempo.

Ojalá, este nuevo comentario no sirva, para lanzar  “el ataque preventivo sobre Irak”,  pues lo de  “Hiroshima nunca más”,  nació - a primeros de agosto - a propósito de las amenazas que se cernían sobre ese pueblo, su petróleo y la piratería consiguiente.

Las manifestaciones contra la guerra ya debieran ser suficientes para detener la barbarie, pero hay dirigentes que les ciega tanto el poder  y

“ su gran responsabilidad”, que nos implican a todos con sus mentiras.

El día 23 F., de triste memoria,  hemos dado otra lección de utilidad, responsabilidad, desparasitación y cordura a los dirigentes políticos, en las calles de Madrid, con mucha gente de Galicia y de toda España.  Éramos más de un millón de personas.

       ¡Guerra a la guerra y a la piratería moderna!

   Saludos. Delfín  dmigue2@palmera.cnice.mecd.es e-mail de Delfín de Miguel de Pedro)     

 

HIROSHIMA: NUNCA MÁS, 1.945

 A las nueve y quince minutos  del 6 de agosto de 1.945, hace cincuenta y siete años, una bomba atómica de 4.100 kilos era lanzada sobre Hiroshima desde el bombardero B-29 <Enola Gay>. Instantes después, una cegadora nube de fuego se elevó por encima de la ciudad japonesa que quedó  completamente devastada. La explosión  atómica  mató a sesenta y ocho mil personas. Decenas de miles  resultaron heridas  y con gravísimas secuelas.

Ese mismo año nacíamos nosotros/as  en Quintanar de la Sierra provincia de Burgos. Nuestras madres nos traían al mundo como sabían y podían. Casi todos habremos nacido en el pueblo, nada de hospitales. Primero por la distancia, 80 kilómetros hasta la capital, y porque los medios de transporte y las carreteras, dejaban mucho que desear. Serían  los albores de esta vida de  empacho refinamiento, lujo, y... desproporción.

(Las quintas y los quintos de este año,

reunidos en la Fuente del Cuco. Agosto, 02)

Volver a aportaciones de Delfín                                     Inicio de Quintanar